• .

OBTEN EL EXITO YA!

Actualizado: jun 27

Tras varios meses de investigación sobre cómo ser más eficiente, mejorar la productividad y lograr aprovechar más el tiempo, he descubierto un patrón común en prácticamente todas las guías de productividad: madrugar.


Curiosamente, este hábito de levantarse más temprano es una práctica habitual en los grandes triunfadores. Desde Oprah Winfrey, hasta Warren Buffet, pasando por miles de deportistas de élite. Todos ellos comparten la filosofía del refrán, “a quién madruga Dios le ayuda”.

Madrugar es por tanto el primer paso para ser millonario y empezar a cambiar nuestra mentalidad (mindset). ¿Por qué? Como explicamos a continuación madrugar te permite tener más tiempo para ti, más tiempo para pensar, más tiempo para alcanzar tus objetivos… y lo mejor, es tiempo en silencio, sin distracciones y tiempo muy productivo.

¿Por qué debo madrugar y qué beneficios me aporta?

Que fácil es levantarse a las 5 a.m. para tomar un vuelo en vacaciones, y que difícil es para levantarse a hacer deporte.

Madrugar es duro, madrugar nos cuesta, madrugar es doloroso. Entonces… ¿para qué madrugar?

Madrugar tiene la increíble ventaja que te obliga a ser disciplinado. Por eso, al madrugar nos obligamos a tomar una rutina y una disciplina (habilidad muy necesaria para triunfar), porque para madrugar es necesario irse pronto a la cama y empezar a tener una rutina nocturna.

Madrugar nos permite tener más tiempo, y por tanto te facilita ser más productivo puesto que te facilita tiempo para centrarte en ti. Al madrugar contamos con un tiempo que normalmente no está en nuestro calendario. No es necesario levantarse a las 5 a.m. y dormir 6 horas, sino que consiste en adelantar algunos minutos el despertador según nuestros objetivos.




Además, madrugar te permite disfrutar de las mejores horas del día que es la mañana cuando la mayoría somos más productivos. Sobre todo, a las 6 a.m. hay un silencio increíble, no hay llamadas de teléfono ni emails pendientes. Esto hace que sea más sencillo enfocarte y lograr tus objetivos.

¿Cómo lo logro?

La teoría es fácil de entender, acostarse a buena hora y madrugar. Pero lo cierto es que llevarlo a la práctica es un tanto complicado. La mejor forma de empezar es establecer una rutina que puedas cumplir y para ello, establecer tus objetivos, visualizar tus metas.

Madrugar es beneficioso, pero madrugar sin objetivos no tiene mucho sentido. Por lo tanto, el primer paso es establecer por qué quieres madrugar. ¿Qué buscas conseguir madrugando?

Algunos ejemplos de objetivos que se pueden conseguir madrugando:

  • Correr 10 km, hacer un triatlón, perder 5 kg de peso etc. (hacer deporte es demasiado genérico)

  • Aprender inglés, a programar, formación continua.

  • Escribir un blog en línea.

  • Empezar tu empresa.

  • Meditar, hacer yoga, mindfulness.

  • Leer las noticias con calma.

  • Invertir en bolsa.

Una vez tenemos nuestro objetivo claro tendremos que desarrollar una rutina para que nos sea más sencillo levantarnos y poder cumplir nuestros objetivos. Existen infinitos artículos en Google para crear tu rutina matutina, así que te dejamos las pautas más repetidas y prácticas:

  • Marca tu hora de empezar tu día “normal” (preparar el desayuno, llevar a tus hijos a la escuela, salir a la oficina, etc.)

  • Define tus objetivos, ¿para qué quieres madrugar?

  • ¿Cuánto tiempo quieres invertir al día para lograr ese objetivo?

  • Según tu perfil:

  • Empieza a lo grande, atrasa tu reloj el tiempo necesario para incluir los objetivos.

  • Empieza de manera progresiva, como decía un gerente que tuve, “el elefante, en chuletas”, que quiere decir que rompamos el objetivo en mini-objetivos para alcanzarlos.


Una vez que consigas el hábito de tener una rutina matutina, podrás irla perfeccionando, incluyendo las mejores prácticas de los billonarios:

  • Hacer algo de deporte

  • Meditar, reflexionar contemplar

  • Leer, ejercitar la mente

Ejemplo práctico (tomando los puntos previamente descritos):

  • Hora a la que normalmente empieza tu día, 7am

  • Nuestro objetivo es meditar 10 minutos y correr 20 minutos

  • Queremos empezar poco a poco:

  • Semana 1: atrasamos el reloj 15 minutos y hacemos nuestro día normal

  • Semana 2: atrasamos el reloj 20 minutos y hacemos ejercicio casero

  • Semana 3: atrasamos el reloj 30 minutos y salimos a correr

  • Semana 4: atrasamos el reloj 40 minutos y salimos a correr

  • Semana 5: atrasamos el reloj 60 minutos, salimos a correr y a meditar (en los 60 minutos tenemos en cuenta el tiempo invertido en salir de la cama, vestirse, ducharse, etc.)


A mí me ayudó mucho a despertarme para poder hacer deporte con una canción motivacional, “Rise and Shine – Welcome to the Grind”.

¿Qué hacen los profesionistas de gran éxito?

  • Richard Branson: despierta sobre las 5.45 am para hacer deporte.

  • Bill Gates: despierta sobre las 4.30 am para trotar y meditar.

  • Tim Cook: despierta sobre las 3.45 am para leer comentarios sobre productos Apple y hacer deporte.

  • Oprah Winfrey: despierta sobre las 6.00 am para meditar.

Prueba esta rutina y determina si te funciona.

¡Rise and Shine!




©2020 by ACoolHousewife.